fbpx
Ir a mi viaje

Declaro que he adquirido la información proporcionada en el informe informativo sobre las normas de privacidad y doy mi consentimiento para los fines que se indican a continuación

 
 

¿Olvidaste tu contraseña? ¿Nuevo usuario? Sign up

Sellano

Ir a mi viaje

Favourites

ordenar por Az - tipo

Sellano

TOUR IN BICI CON GUIDA PRIVATA
A real, hard-core workout on the Valnerina passes

Test your true mettle in the magnificent landscapes of the Valnerina

desde 80€ Por persona
Price is lower based on umber of people
AVVENTURA
Adventure Park in Umbria, Valnerina

Take on a challenge and test your skills in exciting adventure park in Umbria, Valnerina

25€ Por persona
Price is lower based on umber of people
TOUR IN BICI CON GUIDA PRIVATA
Bike trail in Umbria, from Trevi to Giano, via Montefalco

Cycling down in this bike trail in the Umbria valley, then up to Giano with some hard-core pedal power

desde 90€ Por persona
Price is lower based on umber of people
AVVENTURA
Canyoning in Umbria, Valnerina

Hurl yourself onto sheets of glistening water or white-water torrents or climb down rock faces and dive into the river. Experience the canyoning in Umbria!

55€ Por persona
Price is lower based on umber of people
AVVENTURA
Climbing in Umbria

Take on a challenge and put your strength and concentration to the test with a sporting climbing in Umbria.

250€ Por persona
Price is lower based on umber of people
ESCURSIONE MTB CON GUIDA PRIVATA
Cross Country – Around Castelluccio di Norcia, with a view of the Apennines

Get ready for a challenge, among untamed greenery and remote ancient villages

desde 55€ Por persona
Price is lower based on umber of people
PASSEGGIATA DIDATTICA
Discovering Saffron in Valnerina – with tasting

Discover in Valnerina the region’s lilac gold: saffron. Get to know it, to love it but above all… to taste it!

desde 90€ Por persona
Price is lower based on umber of people
TREKKING CON GUIDA PRIVATA
Il trekking sul monte Veletta e Castelluccio di Norcia

Trekking attorno al monte Veletta, sulle alture che sovrastano Castelluccio di Norcia

desde 65€ Por persona
Price is lower based on umber of people
TOUR IN BICI CON GUIDA PRIVATA
In the Martani mountains and Spoleto

In the Monti Martani exploring rugged paths and ancient villages up to the magnificent town of Spoleto

desde 80€ Por persona
Price is lower based on umber of people
AVVENTURA
Intermediate-level Rafting in Umbria, on the Nera river

Face off against the currents and rapids of the Valnerina with the rafting in Umbria. Climb aboard a rubber raft and let your true grit run riot!

40€ Por persona
Price is lower based on umber of people
TOUR IN BICI CON GUIDA PRIVATA
Norcia, Castelluccio and the glorious flowers at the foot of Monte Vettore

Cycling at the foot of towering peaks and through boundless, flowering valleys

desde 80€ Por persona
Price is lower based on umber of people
TREKKING CON GUIDA PRIVATA
On the transhumance path

Trekking in woods and grasslands, along the old shepherds’ routes in the Sibillini Mountains

desde 65€ Por persona
Price is lower based on umber of people

Descubre Sellano

Descubre el pueblo de Sellano 

El pequeño pueblo de Sellano se eleva a unos 640 metros sobre el nivel del mar, enclavado en uno de los paisajes más pintorescos de los Apeninos de Umbría, bañado por las claras aguas del arroyo Vigi que desemboca en el río Negro.

El origen del nombre ha sido durante mucho tiempo objeto de hipótesis entre los estudiosos: algunos lo relacionan con el pueblo de Syllinates, mencionado por Plinio en su Naturalis Historia, quizás miembros de la gens romana «Suilla» o «Suillates«, según otros, la ciudad tomaría su nombre del líder romano que la fundó: Lucio Cornelio Silla, que en el año 89 a.C., con motivo de la primera guerra civil, se refugió en esta zona con sus compañeros, después de la batalla contra Espoleto, la tradición moderna dice en cambio que el nombre provenga de la «sella» (que debe entenderse probablemente como «paso») en la que se encuentra el Arcángel Miguel, símbolo del escudo de la ciudad.

Sea cual sea la hipótesis más factible, es cierto que la ciudad existió desde la época romana y que siguió teniendo una gran importancia a lo largo de la Edad Media, gracias a la posición estratégica que ocupó a lo largo de las calzadas que, a través del valle, llegaban hasta Foligno y Spoleto. En el siglo XIV Sellano se convirtió en un feudo de la familia Collicola, señores de Montesanto, pero se comprometió fuertemente en las luchas por la conquista de la autonomía administrativa, que terminó trágicamente en 1522 con el fracaso de una insurrección organizada contra Spoleto. Desde ese momento el centro habitado permaneció bajo la jurisdicción de Spoleto y del Estado Pontificio hasta la época moderna, cuando, en 1860, fue anexionado al naciente Estado italiano, incorporando en su propio territorio también todos los centros menores cercanos (Cammoro, Postignano, Apagni, Montesanto, Orsano).

Hoy en día Sellano sigue conservando la naturaleza pura e incontaminada del municipio de montaña, que se nutre de los alrededores: la madera, el carbón, los viñedos, los árboles frutales, la ganadería ovina y los cereales son todas las riquezas del lugar, junto con la antigua tradición de elaboración de limas y escofinas, comercializadas desde el siglo XVIII en toda la Italia central.

Una tierra fértil y genuina, no dejará de sorprenderte con las indescriptibles maravillas de su entorno natural y paisajístico, para deleitar tus papilas gustativas con el fuerte sabor de sus productos típicos y emocionarte con la profunda devoción popular a los santos patrones.

Si tienes la oportunidad de elegir, visita Sellano en junio y julio, cuando peregrinos de todo el mundo siguen los caminos místicos desde el centro de la ciudad hasta las ermitas de San Giolo y Paterniano. O vuelve en agosto, cuando el Festival della Fojada e della Attorta, llenará el aire y las callesde los olores de la cocina local.

La Fojada es una pasta salada rellena de queso y verduras, mientras que la Attorta es también una pasta, pero rellena de higos dulces, uvas y frutos secos. Será una experiencia para chuparse los dedos.

Descubre qué ver en Sellano 

El territorio de Sellano se extiende por unos 85 kilómetros cuadrados a lo largo del curso del río Vigi. Está rodeado de una exuberante vegetación en la que los bosques de hayas y robles se alternan con hermosa vegetación, valles y mesetas, habitados por la fauna y atravesados por claros arroyos. El pueblo, a pesar de los numerosos terremotos que han causado daños a los edificios, conserva casi intactas las formas del castillo medieval de Poggio, con una carretera principal que discurre a lo largo de la cresta de la colina de la que se ramifica de las calles más pequeñas transversales. En el pasado, el centro histórico tenía que estar rodeado por dos órdenes de murallas, que hoy se conservan en su mayor parte.

Se accedía a la ciudad a través de cinco puertas de entrada, de las cuales sólo dos son visibles en el tejido urbano moderno: la Puerta de la Anunciación y la Puerta Spoletina o Santa María. Caminando por las estrechas calles del centro de la ciudad, hay que hacer unas breves paradas en los edificios religiosos y civiles: el prestigioso Palacio Comunale del siglo XV, la iglesia de S. Francisco o S. María de la Cruz con su característica planta octogonal y, por último, la pequeña iglesia parroquial de S. María, que conserva los restos del santo patrón de Sellano, el Beato Giolo.

Visitar elcentro de la ciudad te llevará muy poco tiempo y así podrás explorar también el área circundante. No te pierdas el Castillo de Postignano, uno de los lugares más bellos de toda la región de Umbría. Abandonado desde los años sesenta, este pueblo del siglo XIII ha sido objeto de importantes obras de renovación desde 2007 para volver a nacer como atractivo turístico en 2011. En Montesanto podrás visitar un antiguo castillo completamente rodeado de murallas, mientras que para los amantes de los edificios religiosos habrá mucho donde elegir: en Cammoro la Iglesia de S. María Novela es un raro ejemplo de iglesia colgante, en Pupaggi la Iglesia de S. Sebastián todavía tiene frescos de los siglos XIV y XVI, en Sterpare la Iglesia de Nuestra Señora de las Gracias alberga una hermosa estatua de madera de Nuestra Señora con el niño del siglo XIII. Además, para terminar, el pueblo de Villamagina está estrechamente vinculado a una actividad artesanal muy conocida en la zona de Sellano: la elaboración de limas y escofinas artesanales.

Una sección del Ecomuseo de la Dorsale Appenninica Umbra está dedicada a esta reconocida tradición y, desde 1945, el Municipio de Sellano acoge la Sociedad Cooperativa Artesanal de Villamagina, ambas con el objetivo de valorizar la tradición pero también de salvaguardar la producción y el comercio de estos finos objetos. La elaboración manual de Sellano asegura que las puntas estén dispuestas irregularmente en la superficie de las escofinas, dando a los productos artesanales un mayor valor que los producidos en la fábrica.

La Cooperativa di Villamagina sigue siendo hoy en día la única empresa italiana capaz de producir escofinas redondas, birolere, planas y especiales para artesanos de todos los sectores (desde ebanistas a orfebres, pasando por vidrieros y zapateros) que las utilizan para la producción de productos de valor incalculable. Según la tradición, desde el siglo XVIII, la mesa de madera utilizada para procesar limas y escofinas estaba presente en todas las casas de la zona, y todos los miembros de la familia podían utilizarla.

En el interior del centro habitado, no lejos de la iglesia parroquial de S. Maria, se encuentra el Palacio Comunal de Sellano. Edificio caracterizado por una fachada del siglo XVI, remodelada en el siglo XIX. El edificio está estructurado en dos plantas divididas por un marco saliente: en la planta baja hay dos puertas de entrada y dos pequeñas ventanas cuadrangulares, mientras que la planta superior está marcada por cinco grandes ventanas rectangulares, separadas por pilastras y decoradas con marcos. En un piso superior, se puede admirar un hermoso fresco del siglo XVI que representa una «Virgen con el Niño con los Santos» y también la famosa «placa Brevicelli«, una obra del siglo XVI hecha de cobre repujado y dorado.

A la entrada del pueblo de Sellano se encuentra la pequeña iglesia de San Francisco, también conocida como la Iglesia de Santa María de la Cruz ya que parece que el primer núcleo del edificio de culto fue construido cerca de una imagen mariana. La construcción del edificio se terminó en 1538, tiene una característica planta octogonal dividida en tres naves en su interior con capillas laterales decoradas con altares de madera y piedra que datan del siglo XV.

En el exterior la estructura tiene un pronaos rematado por un tímpano de planta rectangular y cuerpo absidal. Todo el cuerpo del edificio está hecho de sillares de piedra lisos y bien trabajados que dan elegancia a la pequeña iglesia.

En el altar mayor hay un fresco muy valioso del siglo XVI que representa una «Virgen con el Niño».

En el centro histórico de Sellano se encuentra la pequeña iglesia parroquial de Santa María, construida en el siglo XIII y reconstruida casi totalmente en el siglo XVI.

En su interior hay valiosas y notables obras de arte: algunas pinturas que datan de los siglos XVI y XVII, un púlpito tallado en madera de nogal y un tríptico sobre fondo de oro que data del siglo XV.

La importancia del edificio está ligada al hecho de que en su interior, en una urna de metal dorado situada cerca del altar se conservan los restos del Beato Giolo, un ermitaño que vivió entre los siglos XIIIy XIV, y que más tarde se convirtió en el patrón de Sellano.

A unos diez kilómetros de la plaza principal de Sellano, siguiendo un camino fácil, se llega a un pequeño lago artificial llamado Lago Vigi, construido en los años 60 tras la invasión del homónimo torrente. Entre los lugareños, este tramo de agua también se conoce en broma como el Lago Ness, que debe su nombre al restaurante Lock Ness que se construyó en las cercanías en un antiguo molino.

Inmerso en el pintoresco paisaje de aguas corrientes y bosques de encinas y robles, el restaurante tiene la particularidad de contar con un suelo de cristal que permite a los visitantes comer mientras observan cómo fluye el agua. Siguiendo otro camino, no muy empinado ni muy largo, se llegaa las cascadas del Torrente le Rote, donde el arroyo desemboca en el río Vigi con un salto de unos pocos metros. Hay que tener en cuenta que la zona no es de baño ya que la temperatura del agua es de unos 8-10 grados y que en los veranos especialmente calurosos, las cascadas pueden parecer completamente secas. En los alrededores, la densa vegetación es el hogar ideal para garzas y ratoneros, que acompañarán a los amantes de la pesca deportiva que se desarrolla en un centro específico, a poca distancia del restaurante y del lago artificial.

Según la tradición, Giolo, nacido en Sellano en el siglo XIII, se dedicó a la vida del ermitaño en una cueva del monte Júpiter donde fue erigido en el siglo XVI, un pequeño oratorio dedicado a San Lorenzo.

Aunque se encuentra en una posición bastante difícil, accesible sólo por un camino estrecho y poco practicable, la cueva sigue siendo un destino para los devotos y peregrinos que pastan la roca y se llevan pequeñas piedras para guardarlas en sus bolsillos durante todo el año como reliquias o talismanes, obviamente sólo después de colocar en el lugar las piedras tomadas el año anterior. Parece que la roca desprende agua de las paredes y que un manantial con propiedades terapéuticas se eleva a poca distancia de la cueva.

Las fuentes nos dicen que el Beato Giolo trajo a su refugio una brasa encendida, que le había sido entregada para caridad, envolviéndola en su sotana sin que se incendiara milagrosamente. Desde la muerte del ermitaño en 1315, ha habido una gran devoción popular y se dice que los habitantes de Sellano le han atribuido muchos milagros. El más significativo es el de la niebla milagrosa, gracias a la cual se resolvió la disputa entre los castillos cercanos para apoderarse de los restos del santo: sólo los habitantes de Sellano pudieron llegar al lugar donde yacía el cuerpo del Beato Giolo, que fue transportado y conservado primero en la iglesia de San Lorenzo de Ottaggi y luego en la iglesia parroquial de S. María en Sellano (donde aún se conservan los restos de la santa). Sólo en 1780, a petición explícita de los devotos de Sellano, el obispo de  concedió oficialmente el permiso para celebrar el culto.

A una altitud de unos 1020 metros sobre el nivel del mar, rodeado de bosques de hayas y vegetación, en las laderas del monte Cammoro, a poca distancia de los pueblos de Pettino y Orsano, se encuentra el pequeño santuario dedicado a San Paterniano. Según la leyenda, el santo, obispo de Fano, se detuvo en esta zona para dedicarse a la vida del ermitaño durante uno de sus viajes a Roma. Parece que la imagen del Santo apareció varias veces en el lugar, hasta que le fue concedida la petición de construir un lugar de culto.

La pequeña iglesia, de planta románica, tiene una fachada a dos aguas muy sencilla, con un portal de entrada coronado por dos ventanas laterales y una superior. Un pórtico de trasana protege la entrada y la piedra sagrada del lado derecho de la fachada, conocida como el reclinatorio del santo. La piedra, de hecho, pulida, presentaba los signos de las rodillas y el palo del santo ermitaño dedicado a la oración. Aún en la actualidad, los devotos ocupan la misma posición para pedir la gracia de sanar de las enfermedadesóseas.

En la parte posterior de la iglesia hay una pequeña celda, que fue utilizada como ermita (refugio de ermitaños) para religiosos y laicos hasta las primeras décadas del’900.

Toda la estructura ha sido restaurada en los tiempos modernos y es ahora el destino de muchos peregrinos que cada año rinden homenaje al santo el día en que es recordado, el 10 de julio.

Los fieles se reúnen en el valle cercano para celebrar la misa antes de dirigirse al santuario en procesión. No lejos del lugar de culto hay también una fuente de agua dulce, llamada S. Paterniano, a la que la tradición atribuye propiedades terapéuticas.

Descubre qué hacer en Sellano 

Si piensas que las iglesias y la artesanía son los únicos atractivos de la zona, te equivocas porque el territorio de Sellano tiene su punto fuerte en el paisaje natural. Trekking, ciclismo de montaña y hermosos paseos a caballo te permitirán recorrer antiguos caminos de herradura y senderos más o menos difíciles con vistas impresionantesy paisajes naturales que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo. Sumergidos en el verdor de la exuberante vegetación de los Apeninos.

A pocos kilómetros de los pueblos y accesibles a pie, encontrarás los lugares místicos de culto de los antiguos ermitaños: la Ermita de San Paterno y la Ermita del Beato Giolo, impregnadas de devoción y silencio, interrumpidas sólo por el estruendo de las aguas del arroyo Vigi. Llegarás al lago artificial llamado Lago Vigi donde, si tienes una caña podrás pescar, y, si no está demasiado cansado, después de refrescarte en el encantador restaurante construido en el interior de un antiguo molino, todavía podrás recorrer un corto sendero que te llevará a las hermosas cascadas del arroyo Le Rote.

El día será ciertamente intenso, pero no te defraudará.

Agregado con éxito a los favoritos.

Per creare il tuo itinerario avremmo bisogno di qualche informazione in più: indica dunque le date che preferisci, quanti siete e dai un valore ai tuoi interessi, così potremo iniziare a comporre la tua timeline insieme.